ACTUALIDAD 05/03/2021

Mujeres y STEM: historias que inspiran

Por: msuarez
Científica joven, con bata blanca que sostiene un modelo de molécula o celosía de cristal.

¡Bienvenido!

Comencemos esta nota con una anécdota:

Bernardo Bischoff fue un prestigioso anatomista alemán, quien en 1870 coleccionaba y examinaba cerebros humanos. Bischoff observó que el peso promedio de todos los cerebros de varón que había estudiado era de 1,350 gramos, mientras que el promedio para el cerebro de las mujeres era de 1,250 gramos.

Durante toda su vida, Bischoff utilizó esta observación para defender que el cerebro del hombre era superior al de la mujer.

Hoy se sabe que sus cálculos son correctos. Pero hay dos cosas que Bischoff nunca supo:

1. Que el cerebro femenino tiene más neuronas por centímetro cúbico que el cerebro masculino. Por lo tanto, las mujeres pueden mostrar la misma inteligencia con un cerebro más ligero.

2. Dice la leyenda popular, que Bischoff donó su cerebro para la colección y que pesó 1,245 gramos, es decir, menos que el de una mujer.


Mujer y ciencia, dos términos raramente unidos

Esta anécdota nos sirve de preámbulo para hablar del papel de la mujer en las áreas STEM o CTIM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). Durante mucho tiempo, las áreas STEM han sufrido la influencia permanente de sesgos de género que excluyen a las mujeres y las niñas de estas esferas de conocimiento.

Históricamente las mujeres de ciencia han sido - en la mayoría de los casos - mujeres invisibles y llevadas al olvido. El acceso desigual a la educación, a las tecnologías y a los puestos de liderazgo ha obstaculizado las posibilidades de incontables brillantes mentes femeninas en carreras de STEM y ha estancado su progreso.

A pesar de estos escollos, las mujeres y las niñas, creativas y tenaces, desafían los límites del conocimiento científico y todos los días buscan soluciones a problemas mundiales complejos. Su trabajo ha cambiado el modo en el que vemos nuestro mundo y sus historias merecen ser contadas una y otra vez.


Las niñas necesitan tener modelos y referentes de mujeres que las inspiren a tomar el camino de las Ciencias. Por esto, y a propósito del Día Internacional de la Mujer, les contaremos historias de mujeres de diversas épocas, edades y países, quienes han dejado una huella invaluable en las áreas STEM.


Tu Youyou

Tu Youyou (30 de diciembre de 1930) es una química farmacéutica nacida en China, cuya visionaria investigación sobre el tratamiento contra la malaria se basa en la milenaria medicina china. Su descubrimiento de la artemisinina, un compuesto que reduce rápidamente el número de parásitos denominados Plasmodium en la sangre de pacientes con malaria, ha salvado millones de vidas. En 2015, recibió el premio Nobel de Fisiología o Medicina y se convirtió en la primera persona china en recibir el premio en esta categoría y en la primera mujer china en recibir un premio Nobel en cualquier categoría.


Kiara Nirghin

Desde chica me interesó hacer preguntas sobre cómo funciona el mundo”, asegura la sudafricana Kiara Nirghin (25 de febrero de 2000), quien a los 16 años ganó el premio a las ciencias de Google versión 2016, por la creación de un polímero superabsorbente que puede retener más de 100 veces su masa —una revolución para la conservación del agua y el sostenimiento de los cultivos en períodos de sequía. El descubrimiento de Nirghin tiene el potencial de llegar más allá de su lugar de origen y ser aplicado en campos de producción agrícola; su polímero superabsorbente podría incrementar la seguridad alimentaria en todo el mundo. Conoce su experiencia como niña en las STEM aquí. 


​​​​​​​Científicas colombianas

En nuestro país, tenemos varias mujeres científicas destacadas. De la colección “Fórmulas de Cambio” del MinCiencias, seleccionamos estas historias.

Este capítulo presenta la historia de Mabel Torres Torres M.Sc en Microbiología de la Universidad del Valle y Ph.D en Ciencias. Esta mujer científica oriunda de Bahía Solano decidió volver a Colombia a trabajar con la gente de su comunidad porque, según ella, la ciencia tiene que cumplir una labor social.​​​​​​​​​​​​​​

Alexandra Olaya Castro, es una es una destacada física colombiana, doctorada en Oxford, pionera en el campo de la biología cuántica. Blanca Huertas es la bióloga colombiana, responsable de la colección de mariposas más grande y antigua del mundo, en el Museo de Historia Natural de Londres, en Reino Unido, que cuenta con cinco millones de ejemplares. Estas dos científicas han logrado señalar la importancia que tienen las mujeres, en áreas del conocimiento donde tradicionalmente los hombres han sido protagonistas. Descubre quienes son estas dos grandes heroínas.


​​​Audiocuentos dedicados a las científicas

Presentamos a dos mujeres científicas, de la colección Un cuento propio. Historias para escuchar, heroínas por descubrir”, un proyecto de audiocuentos infantiles que revela a mujeres de la historia a través de narraciones ‘contadas y cantadas’ (Pandora Mirabilia y Biodiversia).


Lynn Margulis. La evolución por simbiosis

Lynn Margulis (1938-2011) es una de las principales figuras dentro del campo de la evolución biológica. Se le debe la teoría de la endosimbiosis seriada. Te invitamos a conocer su historia en el cuento “El baile de las bacterias”: su protagonista es una bacteria llamada Lina y tiene unas divertidas aventuras con otras bacterias… y el microbio Darwinio. Audiocuento aquí.


Ada Lovelace. Las matemáticas y la computación

Augusta Ada King, Condesa de Lovelace (1815-1852) es conocida principalmente por su trabajo sobre la máquina analítica de Charles Babbage. Dedujo y vaticinó la capacidad de los ordenadores para sobrepasar los simples cálculos numéricos, mientras que otros –incluido Babbage– se centraron solo en estas capacidades. El cuento “La encantadora de números” habla de Ada Lovelace y de su extraordinaria profesora, la matemática y astrónoma Mary Somerville. Audiocuento aquí 


​​​​​​​​​​​​​​Fuentes: