CONVOCATORIAS 16/08/2022

¿Tienes una buena práctica en educación digital? Esta convocatoria es para ti

Por: msuarez
En Clase de Ciencias de la Computación, el profesor examina el Robot programado, ingeniado por su estudiante para el proyecto escolar.

Hasta el 8 de septiembre estará abierta la convocatoria para participar en el “Mapeo de Buenas Prácticas en Educación Digital de las Américas”, dirigida a establecimientos educativos, públicos y privados, de educación preescolar, básica y media; así como a organizaciones de la sociedad civil de América Latina y el Caribe.

La Alianza OEA y Fundación ProFuturo buscan crear un mapa con las prácticas más innovadoras que se hayan realizado en las Américas entre 2020, 2021 y 2022, enfocadas en educación digital y nuevas tecnologías.

Esta convocatoria quiere destacar las iniciativas de instituciones educativas y organizaciones de la sociedad civil de los países de América Latina y el Caribe, que promuevan oportunidades de aprendizaje y generen un impacto positivo en la comunidad educativa.  Se buscan proyectos innovadores que apunten al seguimiento de las trayectorias escolares y la recuperación de los aprendizajes, contemplando la integración de las nuevas tecnologías digitales para estos fines.

Las buenas prácticas tienen que haberse iniciado por lo menos en 2020 y estar activas a la fecha del Mapeo.

Las entidades participantes podrán postular más de una buena práctica, siempre y cuando esta última haya sido desarrollada por un/a docente, directivo o representante de organización de la sociedad civil diferente.

 

Criterios para la presentación de las buenas prácticas

Las buenas prácticas que se postulen serán analizadas con base en los siguientes aspectos:

Enfoque de derechos humanos y equidad: la buena práctica está fundada en un enfoque de derechos humanos y equidad y contempla la perspectiva de género. Está destinada a instituciones y/o estudiantes en condiciones de vulnerabilidad socioeconómica, prestando atención a grupos minoritarios (población migrante, rural, indígena, con discapacidad y otros).

Innovación: la buena práctica propone una estrategia pedagógica novedosa para lograr el propósito buscado, vinculado con el seguimiento de las trayectorias, la recuperación de aprendizajes y/o el fomento de habilidades y competencias.  Contempla el enfoque multidisciplinario, el aprendizaje basado en proyectos, el uso de datos y/o la gestión a partir de la información para el seguimiento de trayectorias y/o involucra la promoción de habilidades y competencias (transferibles y digitales).

Integración de TIC y TAC en la escuela o el aula: la buena práctica integra las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) y/o las TAC (tecnologías del aprendizaje y el conocimiento) en procesos áulicos y/o de gestión institucional, para favorecer la implicación de los estudiantes con la escuela (trayectoria escolar), para favorecer la recuperación de aprendizajes y el desarrollo de habilidades y competencias.

Articulación y colaboración: la buena práctica promueve la participación activa de estudiantes y otros miembros de la comunidad educativa, así como la articulación con otras escuelas y/o diferentes sectores (OSC, organizaciones internacionales, sector privado, comunidad local, otros) en la implementación de la práctica.

Sostenibilidad y replicabilidad: La buena práctica está estructurada y puede ser difundida para su réplica contemplando posibles adaptaciones de contexto. Es factible de implementarse con los recursos presentes en las escuelas o pocos recursos y/o inversiones adicionales.

Sistematización y resultados: la buena práctica se encuentra sistematizada (objetivos, procesos, componentes y actividades definidos en pos de un logro) y cuenta con indicadores de resultados sobre los avances de la implementación, vinculados con la mejora de las trayectorias escolares, la recuperación de aprendizajes y el desarrollo de competencias y habilidades.

Inscribe tu buena práctica en la página de la OEA, Portal Educativo.

Conoce los términos, condiciones e información de interés en la página de la Alianza OEA y Fundación ProFuturo