6 reglas mnemotécnicas sencillas para ayudar a los niños a estudiar

Por: msuarez
Niño rubio con camiseta naranja se rasca la cabeza intentando recordar

Desde muy pequeños, los niños se enfrentan a sus primeros desafíos de aprendizaje cuando en el colegio deben memorizar conceptos, nombres, países, lugares y fechas. Podemos potenciar la agilidad mental y mejorar la retentiva de los niños y niñas para el estudio, mediante el uso de algunas reglas mnemotécnicas.

¿Qué son las reglas mnemotécnicas?

Son métodos que ayudan a recordar cualquier tipo de información, desde nombres, conceptos y fechas hasta secuencias de datos o listas. Estos trucos son utilizados generalmente por niños y jóvenes en el colegio, e incluso por adultos en la universidad.

1. Acrónimos

El ejercicio consiste en recordar una frase o concepto usando una combinación de iniciales que sea conocida o suene bien en español.

Ejemplo:  Si el niño debe aprender el nombre Angela María Aldana Rivera, le será más fácil si junta las iniciales: AMAR. De este modo, su mente intentará encontrar el significado de cada letra para obtener la frase correcta.

2. Palabras clave

Es un truco muy útil para aprender vocabulario en otro idioma. Debes vincular la palabra que deseas memorizar a otra en castellano que tenga una similitud fonética, aunque sus significados no posean relación.

Para ello, deberás imaginar una frase que asocie la palabra conocida con la que quieres retener.

Ejemplo: Supongamos que tienes que memorizar ‘pillow’, que en inglés significa almohada. Entonces, piensa en la primera palabra en español que venga a tu mente, como ‘pillo’. A continuación, forma una frase con ella que te ayude a recordar. Podría ser algo como: El pillo se acuesta en su almohada.

3. Técnica de loci

Entre las reglas mnemotécnicas está la técnica de loci (en latín significa "lugar"), también llamada Palacio de la memoria o de los recuerdos. En él se relacionan los trozos de información que se quieren memorizar con un entorno tridimensional que podamos recordar y evocar vívidamente.

Es un ejercicio ideal para aprender un listado de países, ciudades, objetos, alimentos, etc. El niño deberá imaginar un recorrido conformado por distintas etapas, usando las conocidas frases “En primer lugar…”, “En segundo lugar…”, “En tercer lugar…”, y así.

El método de un paseo imaginario con distintas fases le permite vincular un concepto con otro y, además, situarlos en el orden correcto. De este modo, se facilita bastante el proceso de memorización de toda la lista.

Ejemplo: Si el niño necesita acordarse de los 9 planetas que componen el Sistema Solar, el cuento podría quedar así:

“En primer lugar, salí a la tienda a comprar mercurio. En segundo lugar, en el parque vi una estatua de la diosa Venus. En tercer lugar, estuve jugando un poco con la tierra. En cuarto lugar, apareció un marciano (Marte) en su platillo volante…”

Las palabras clave de la historia no deben ser idénticas a aquellas que se tienen que memorizar, basta con que tengan cierta similitud.

4. Método del relato

Es una de las reglas mnemotécnicas que ayuda a niños y jóvenes a aprender un listado de palabras. Para ello, se usan otros vocablos que tengan algún tipo de relación. Después, el estudiante debe crear con ellos un relato que posea lógica y sea fácil de recordar.

Ejemplo: Si debe memorizar los países que componen la Unión Europea, primero necesitará establecer las palabras que asociará con las distintas naciones:

España: Espalda

Croacia: croissant

Dinamarca: dinamita

Grecia: gracia

Portugal: portero  

Holanda: Hola

Y así con el resto.

Finalmente, formar un relato, que podría quedar así: “Salí a caminar por el parque y me tumbé de espalda en el pasto. Comía un croissant de chocolate cuando escuché una explosión con dinamita que, aunque me asustó al principio, me causó un poco de gracia.  Llegué al edificio y el portero me saludó con un alegre hola…”

5. Canciones

Las canciones son métodos lúdicos muy efectivos para el aprendizaje infantil. Solo necesitas crear una canción con rima relacionada con el tema de estudio, que puede ser historia, salud, arte e incluso matemáticas.

6. Memorizar fechas

Un truco para no olvidar las fechas consiste en relacionar cada número con una escena imaginaria.

Ejemplo: Supongamos que el niño necesita retener la fecha de la independencia de Colombia: 20 de julio de 1810  (20/07/1810). Lo podría hacer de la siguiente forma: 20 estudiantes de grado 7 salieron a jugar fútbol contra 18 estudiantes de grado 10. En definitiva, se trata de emplear la fantasía.

 

Fuente:

https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/educacion-colegio/reglas-mnemotecnicas-ninos-estudiar/