¿Cómo podemos manejar el regreso a clases presenciales?

Por: msuarez
Grupo de niños yendo juntos a la escuela, siete niños de espaldas caminan hacia la puerta del colegio con maletas

Después de casi dos años de que los niños estén en casa y tener clases de manera virtual, el regreso a clases presenciales es una realidad que alivia a muchos padres y que, al mismo tiempo, preocupa a muchas familias pues la emergencia sanitaria por el COVID 19 aún no termina.

Nuestro aliado, Mi Señal de RTVC habló con Verónica Sandoval, psicóloga especialista en desarrollo humano, quien ha trabajado en el área de la educación y con niños de primera infancia, para saber cómo manejar el regreso a clases durante la pandemia.

El paso más importante cuando se habla de regreso a clases es adaptar a los niños al horario que van a tener en el colegio. Hay que garantizarles las horas suficientes de descanso, pues muchas veces los niños no quieren ir al colegio, no prestan atención o están malgeniados, porque tienen sueño o se sienten agotados.

 

¿Por qué es importante el regreso a clases presenciales?

La psicóloga Sandoval resalta que una de las razones para el regreso es que el aprendizaje no se da viviendo con una sola persona, sino compartiendo con otros. Convivir es tener la oportunidad de ser ciudadanos que tienen derechos, juegan y colaboran.

La importancia de las clases presenciales también está en que los niños puedan:

*Entender que no son los más importantes del mundo. Esto se conoce como descentralizarlos.

*Compartir sus propios valores y aprender valores de los demás.

*Crear acuerdos con otros y con sus pares.

*Expresar su opinión y descubrir cómo pueden ser tenidos en cuenta.

*Aprender cómo reaccionar y enfrentarse a situaciones específicas.

*Comprender sus roles como ciudadanos, no solo en casa sino en otros contextos sociales.

*Crear referentes diferentes a mamá, papá y/o familiares.

 

“No quiero que mi hijo regrese a clases presenciales”

Existen casos particulares en los que los padres se dedican a darle una educación en casa a los niños y buscan espacios para que ellos socialicen con otros. Este es un proceso válido que se conoce como homeschooling, pero que requiere de mucha dedicación y disciplina.

Caso diferente es cuando no queremos que los niños salgan por temor a que les ocurra algo. Esto ya es sobreprotección y los niños no van a lograr desarrollarse igual, por más que tengan hermanos y primos.

También hay que tener en cuenta que hay niños con problemas de salud muy complejos, y es importante buscar la manera de compensar esos espacios de compartir con otros o tratar de negociar con las instituciones para que lleven un proceso de alternancia. Así, los padres y niños pueden ir adquiriendo confianza en las clases presenciales.

 

¿Qué hacer si mi hijo no quiere volver a la presencialidad?

Hay varios factores que pueden enfrentar los niños para no querer regresar a clases presenciales. Uno de ellos, por ejemplo, puede estar relacionado con que tienen miedo no solo de la pandemia sino por volver a socializar. Aquí lo más importante, como en muchas situaciones de crianza, es el diálogo.  Para ello se sugiere:

*Explicarles que es posible compartir con otros de manera segura.

*Hablar con ellos acerca de la importancia de compartir y socializar.

*Recordarles que la educación no es uno a uno y que la experiencia de aprender también incluye jugar, intercambiar y crear con otros.

*Tratar de no mostrar el colegio como una obligación, sino como un espacio que les va a aportar muchos beneficios en su desarrollo como persona.

*Describir la experiencia de ir a estudiar como una oportunidad para descubrir cosas nuevas y tener la posibilidad de que sus gustos y aficiones inspiren a otros niños.

*Acompañarlos en el regreso a la presencialidad: preguntarles cómo se sienten, qué experimentaron durante el día, demostrarles que no están enfrentando este cambio solos.

*Motivarlos a encontrar diferentes maneras de relacionarse con los otros que no dependan del contacto cercano: hacer cartas, manualidades, llevar una fruta para regalar.

 

¿Cómo se están preparando los colegios?

Para Sandoval el reto de los maestros es grande. Conocer uno a uno a sus estudiantes es la tarea que tienen para lograr una adaptación exitosa y una nivelación escolar. Para nadie es un secreto que al regresar a clases presenciales el nivel escolar de todos los niños y jóvenes no va a ser el mismo.

Ella resalta que hay que pensar clases más dinámicas, actividades de participación, dialogar y hacer más pausas activas. Asimismo, destaca que esta es una labor que se debe acompañar también desde casa.

Hay que darles confianza a los niños y decirles que no todos aprendemos al mismo ritmo. Una manera de hacerlo es pasando tiempo de calidad en familia, haciendo actividades sencillas o jugando. Demostrarles que, así como en algunos juegos a unos se les dificulta más que a otros, no quiere decir que no sean capaces, sino que todos aprenden en tiempos diferentes.

Fuente:

https://www.misenal.tv/noticias/para-grandes/regreso-a-clases-presenciales