Competencias digitales para docentes: ¿por qué son tan importantes?

Por: msuarez
Ilustración de cinco personas que tienen un lápiz grande, un computador, una tablet, un cuaderno. En el fondo un gran libro que simula una tablet con icono de correo electrónico y de video.

El sistema educativo actual no puede entenderse sin las competencias TIC, cuya importancia ha cobrado más visibilidad con la educación en época de pandemia. Los procedimientos son cada vez más virtuales e interactivos y requieren de una formación específica por parte de los docentes.

Las competencias digitales docentes se entienden como el conjunto de conocimientos, capacidades, habilidades y destrezas relacionadas con el uso de la tecnología, aplicada a los contextos y procesos educativos, con el fin de alcanzar uno o varios objetivos.

El desarrollo de estas competencias contribuiría a alcanzar el cuarto Objetivo de Desarrollo Sostenible Agenda 2030: “garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover las oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”; y, para lograrlo, la UNESCO busca aumentar la oferta de docentes calificados, en los países en desarrollo.

Marco común de competencia digital docente

Alrededor del mundo existen marcos de competencias digitales docentes, que funcionan como hojas de ruta para la correcta integración de la tecnología en el entorno pedagógico. La Unión Europea publicó en 2017 el Marco Común de Competencia Digital Docente; y la UNESCO publicó en 2018 la tercera versión del Marco de competencias de los docentes en materia de TIC. 

En Latinoamérica la realidad es algo diferente, donde aún no se ha elaborado un plan estándar que pueda aplicarse a nivel regional, pues las brechas tecnológicas y generacionales entre los países que la conforman todavía son muy extensas.

Sin embargo, tomando en consideración los ejercicios realizados en diferentes escenarios, las competencias digitales docentes avanzadas se orientarían a los siguientes aspectos:

1. Informatización y alfabetización informacional

Cada vez más, los docentes acceden y gestionan grandes volúmenes de información a través de canales informáticos. Por ello, es importante la actualización constante de sus conocimientos y descubrir las novedades del espectro tecnológico.

Dentro de esta competencia digital, juegan un papel muy importante la capacidad de identificación y localización de informaciones relevantes, así como el desarrollo de la habilidad del docente para detectar la validez de los contenidos digitales, entre otros aspectos.

2. Comunicación y elaboración

El docente debe aprender a desenvolverse con las herramientas digitales a su alcance para la comunicación y elaboración de información.

Esta competencia digital docente centra su atención en la creación de redes de conocimiento y comunicación entre los docentes y los estudiantes. Para lograrlo, el profesorado debe desarrollar competencias en la creación de contenidos digitales, así como en su difusión a través de diferentes redes y plataformas. 

 3. Creación de contenido digital

El sistema educativo debe hacer un ejercicio de análisis y valorar si está preparado para el nuevo paradigma que presenta la enseñanza virtual. Es aquí donde la creación de nuevos contenidos en el entorno digital resulta especialmente relevante. Por ello, es importante que los docentes desarrollen una creatividad digital, con el objetivo de que aprendan a establecer y diseñar métodos de enseñanza basados en la interacción de sus estudiantes.

Esta competencia digital docente no sólo presta atención al propio proceso de creación, sino también al de modificación de contenidos para adaptarlo a las necesidades de los alumnos. Un profesional docente que posea una alta competencia en creación de contenidos digitales, será capaz de crear contenidos versátiles y capaces de adaptarse y utilizarse en diferentes clases, niveles y modalidades.

A este nivel, encontramos valores tan importantes como la creatividad y la capacidad de adaptación del docente, así como su aptitud para la creación de contenidos, la edición, reelaboración e integración de estos en diferentes canales digitales.

4. Seguridad

El personal docente debe aprender a adquirir una actitud expectante y precavida ante la información que emitan, pero también a la que reciban. El robo de identidad genera una gran cantidad de complicaciones por lo que resulta imprescindible que, tanto los profesores como los alumnos, aprendan a poner medidas de protección y prevención.

Dentro de esta competencia digital docente, se encuentra la protección de dispositivos electrónicos, datos personales, la integridad física de los usuarios, o el uso consciente y sostenible del sistema digital.

5. Resolución de problemas

Los docentes deben contar con formación y conocimientos que les permitan resolver problemas y errores cotidianos con las herramientas digitales y proporcionar apoyo a nivel técnico a sus estudiantes. Además, su conocimiento también debe reflejarse en un mejor aprovechamiento de los recursos tecnológicos y en una optimización del tiempo.

Conozca la versión más reciente del Marco de competencias de los docentes en materia de TIC de la UNESCO.

 

Fuentes

https://canopylab.com/es

https://www.ifema.es/

https://es.unesco.org/

https://aprende.intef.es/