¿Por qué las matemáticas son importantes para implementar el enfoque STEM+A en el aula?

Por: msuarez
Niño de 7 años resuelve la tabla de multiplicación en su cuaderno y contando con los dedos.

Por: Jeffersson Bustos Ortiz (*)

 

En las últimas tendencias educativas, los términos “STEM” y “STEAM” han resonado en diversos contextos educativos, relacionándolos con propuestas en el aprendizaje de la robótica, la programación o las Ciencias de la Educación. Además, hay múltiples perspectivas que han brindado alguna aproximación a su conceptualización e implementación en el aula. A partir de sus siglas en español, que representan las áreas de Ciencias, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas, se han dispuesto diferentes maneras de lograr visionar el papel del STEAM en el aula, pasando por el fortalecimiento disciplinar de estas áreas, hasta lograr generar una perspectiva integradora que posibilite experiencias de aprendizaje transdisciplinar.

 

Desde el Ministerio de Educación Nacional realizamos esfuerzos para integrar todas estas visiones, desde las propuestas académicas, teóricas y de todos los actores educativos, para poder definir que STEAM es un enfoque educativo que promueve la experiencia de aprendizajes activos en niñas, niños, adolescentes y jóvenes, y así fortalecer las habilidades del siglo XXI como el pensamiento crítico, el pensamiento creativo y el pensamiento científico. Para dar mayor relevancia a las habilidades artísticas frente a los procesos creativos, se hace un especial énfasis en la inclusión de las Artes, lo cual posibilita que se reconozca como enfoque STEM+A.

 

Desde esta perspectiva seguramente surgen varias preguntas, como ¿cuál es el papel de estas áreas para fomentar las habilidades del Siglo XXI? y, específicamente ¿cómo las matemáticas escolares aportan a la implementación del enfoque STEM+A?

 

Sobre la primera pregunta, aunque nos limitaríamos a una respuesta muy trivial, se podría determinar la importancia del papel de las ciencias, la tecnología y las artes en los aprendizajes necesarios y requeridos, para que cualquier ciudadano logre desempeñarse personal y socialmente en el siglo XXI. Ahora bien, sobre la segunda pregunta y como propósito fundamental de este artículo, se proporcionará un acercamiento a la importancia del aprendizaje de las matemáticas en el enfoque educativo STEM+A.

 

Una primera mirada puede darse desde lo dispuesto en los Estándares Básicos de Competencia (MEN, 2006), donde se indica la importancia de las matemáticas en los contextos educativos:

 

“Alude al carácter utilitario ampliado del conocimiento matemático, en tanto que el mundo social y laboral fuertemente tecnologizado del Siglo XXI requiere cada vez más de herramientas proporcionadas por las matemáticas –sin olvidar ni menospreciar los aportes de otras disciplinas como las ciencias naturales y sociales– y por las nuevas tecnologías, para lograr con ellas desempeños eficientes y creativos en muchas labores en las que antes no se requería más que de la aritmética elemental” (p. 47)

 

En esta afirmación, se observa claramente la articulación desde los referentes de calidad

con los propósitos de la visión del enfoque educativo STEM+A. En el mismo documento, también se indica que la actividad matemática se relaciona estrechamente con los procesos generales, como:

 

  • La resolución y formulación de problemas,
  • el razonamiento,
  • la comunicación,
  • la modelación y
  • la ejercitación de procedimientos.

 

Desde los referentes de calidad se evidencia esa intención y la importancia de las matemáticas para el desarrollo de habilidades del siglo XXI. Esto posibilita, en cierta medida, la necesidad de promover procesos en el aula de matemáticas, encaminados al desarrollo de estas habilidades.

 

La exploración de situaciones o actividades en matemáticas, propicia en gran medida el desarrollo del enfoque STEM+A; sin embargo, para su implementación pueden tenerse en consideración las siguientes recomendaciones:

 

Las matemáticas y su necesidad en la integración.

 

Es importante seguir fortaleciendo la estrecha relación entre las ciencias, la tecnología y las artes con las matemáticas. Esto promueve la reflexión sobre la articulación de estas áreas. Para ello, no puede verse la integración como un ejercicio de combinación de contenidos, sino como aquellas experiencias reales y transdisciplinares.

 

Una opción para este desarrollo puede darse desde la integración dada desde los procesos generales, más que en los mismos contenidos; otra, puede darse desde la inclusión de la implementación de estrategias pedagógicas integradas, como el aprendizaje basado en problemas, el aprendizaje basado en retos, el aprendizaje basado en proyectos o el design thinking. Por último, es importante propiciar el desarrollo de actividades que puedan enmarcarse en situaciones reales y contextos locales y globales.

 

Es claro pensar que las matemáticas deben posibilitar el desarrollo de diversos procesos, no solamente enfocándose en la ejercitación de procedimientos. En esta misma vía, las experiencias que surjan de diversas situaciones matemáticas pueden darse a través de la resolución de problemas.

 

La estrecha relación entre las matemáticas y la tecnología

 

Es innegable que, para poder fortalecer las habilidades en tecnología, se requiere de sólidas bases en habilidades matemáticas; sin embargo, también se pueden pensar los beneficios que tiene la tecnología en las matemáticas. Esto tiene grandes implicaciones en la visión de las prácticas para la enseñanza y el aprendizaje de las matemáticas. El uso de recursos tecnológicos no solo potencia los aprendizajes, sino que promueve la experimentación de diversas formas de ver las matemáticas. Es así, como no se pueden seguir estableciendo esfuerzos por separar ambas áreas, sino comprender que una es necesaria para la otra. Esto propone un nuevo reto para los docentes, pues permite repensar en qué experiencias son significativas y que, a la vez, no puedan ser solucionadas de manera inmediata por algún computador.

 

Las matemáticas y la innovación

 

Las transformaciones de las matemáticas escolares en el aula del siglo XXI, permiten no solamente definir cambios en los procesos de enseñanza, sino en la propuesta de nuevos conocimientos para abordar en las clases. Contextos como el pensamiento computacional y el pensamiento algorítmico, son algunos de los ejemplos que son tendencia para desarrollar en el aula de matemática y que están estrechamente ligados con los nuevos marcos de referencia para su enseñanza. Esto posibilitará identificar aprendizajes más acordes con las necesidades actuales de los estudiantes.

 

Lo anterior se relaciona con lograr la transformación de la visión procedimental de las matemáticas, la cual se debe mejorar con el sistema de creencias, motivando a que sean una forma de pensar.

 

Las matemáticas son tan importantes como las demás áreas del enfoque educativo y posibilitan maneras de pensar y de ver, a partir de una visión lógica que permite resolver problemas del mundo. Quizás, el gran aporte del enfoque de las matemáticas es que determina una perspectiva conjunta sobre una educación mucho más contextualizada y pertinente a las necesidades de niños, niñas y adolescentes.

 

En esta época, en la que se conmemora el Día Internacional de las Matemáticas, se invita a toda la comunidad educativa a reflexionar sobre la importancia del conocimiento matemático, no solo por su aporte a las ciencias, la economía y a la tecnología, sino por la capacidad de estar intrínsecamente en el desarrollo humano como una forma de ser en el mundo.

 

(*) Jeffersson Bustos Ortiz

Profesional especializado

Ministerio de Educación Nacional